El cocodrilo ha cedido su lugar

“El cocodrilo ha cedido su lugar”. Lacoste cambia temporalmente el icónico cocodrilo que lo ha caracterizado desde hace 85 años por especies en peligro de extinción. Esto forma parte de una campaña que lleva por nombre “Salvemos nuestras especies” (Save Our Species), realizada por la reconocida marca francesa, que consiste en una colección de edición limitada de polos donde se sustituye el cocodrilo por los animales amenazados.

La colección “Otoño/Invierno 2018” presentada en el Paris Fashion Week, exhibió  diez modelos diferentes de polos blancos con las especies en peligro extinción en sustitución del mundialmente conocido cocodrilo verde. Cada uno de ellos tiene su logo con su forma original bordada, siguiendo el mismo estilo de diseño que ha mantenido el logo de la marca por tantos años.

Esta medida surge en apoyo a la conservación de estos animales a través de alianzas estratégicas con UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), institución dedicada a la conservación de la naturaleza y especies endémicas.

Otro elemento relevante de esta campaña, es que el número producido en cada serie se corresponde con el de la población natural de cada especie en peligro. Es decir, en el mundo quedan solamente 30 Delfines Vaquita, 40 Tortugas de Tejado Parda, 50 Lemures Norteños, 67 Rinocerontes de Java, 150 Monos Gibón, 157 Pájaros Kakapo, 231 Cóndors de California, 250 Saolas, 350 Tigres Sumatra y 450 Iguanas de Anegada, lo que suma un total de 1775 polos que están a la venta únicamente en el sitio web oficial de Lacoste (https://www.lacoste.com/fr/saveourspecies.html) por un monto de 150€. La venta de cada polo se destinará a la preservación  de cada especie en específico, según sea el animal que lleve por logo.

Levi’s da el siguiente paso y deja el texto de lado

La reconocida marca global ha desarrollado un ambicioso proyecto con años de aplicación que tiene como objetivo posicionar y destacar la imagen de su logotipo, tal como han hecho empresas al estilo de McDonalds o Marlboro, siendo un referente para sus consumidores al poder identificarlos sin la necesidad de colocar su nombre en el logo.

Esta estrategia de branding para las grandes marcas, se basa en el análisis de los elementos visuales que han sido constantes en la empresa y sus productos, para luego enfocarse en ellos, modernizarlos y mejorarlos para hacerlos aún más atractivos para sus clientes.

En el caso específico de Levi’s, el último refrescamiento de imagen llevado a cabo por el Estudio de Branding “Turner Duckworth”, ha destacado la forma de “Alas de Murciélago” que ha estado presente en los bolsillos traseros de sus jeans desde sus inicios y las diferentes variaciones que ha tenido el diseño del logo en los últimos años. La estrategia ha ido “desarticulando” los elementos que forman el logotipo de la marca hasta llevarlo a su forma visual más básica y al mismo tiempo, más llamativa e identificable.

Otros elementos destacables, aparte de su icónica forma de “Alas de murciélago”, que la empresa ha mantenido a lo largo de los años, es el color rojo brillante que le garantiza visibilidad y nunca dejará de llamar la atención (la etiqueta roja de Levi’s se usó por primera vez en 1936) y su  símbolo de marca registrada con la “R recortada”, que inicialmente se implementó de esa forma por un tema de poco espacio en la etiqueta y con el pasar del tiempo, se ha convertido en un distintivo de la marca.